Picantes, Flaites y Monos

A medida que avanzan  los años y como lo he venido afirmando desde hace tiempo, he podido observar un aumento en la brecha que separa al ser humano evolucionado del involucionado. Por un lado, he sido testigo de la preocupación de algunos por rescatar y cuidar el medio-ambiente, comer sano, no molestar a nadie, dentro de lo posible vivir de forma más natural y pacífica, culturizarse. Pero por el otro lado, y lamentablemente, he presenciado el retroceso de muchos a un estado troglodita, sin orden, donde la mugre, las peleas, las drogas, la música estridente, los gritos y todo tipo de anti-valores, son la razón de vivir de esta “gente”.

¿Qué nos está pasando?. Algunos datos curiosos sobre los seres involucionados:

1) A mayor pobreza e ignorancia, mayor capacidad de hacer fiestas con bailoteo, alcohol y música a alto volumen.
2) Existe una directa proporcionalidad entre violencia y subdesarrollo.
3) El ignorante exige que le regalen bienes y dinero, porque él es pobre y el rico o el estado tiene esa obligación moral.
4) El delincuente piensa que obtiene más dinero en menos tiempo que el ser humano honrado y por eso no cambia.
5) El antisocial negativo exige muchas veces por la fuerza, que toda la sociedad cambie. Posee un profundo error en el concepto de “bienestar de la mayoría”.

Me detendré en éste último punto para compartir mi idea de antisocial, pues también está el antisocial positivo, aquel que critica sana y constructivamente a la sociedad, sin hacerle daño a nada ni a nadie, o aquel antisocial que simplemente no se siente cómodo inserto en la sociedad, pero que igualmente se adapta y somete a sus normas. Para no dejar lugar a dudas, como antisocial negativo me refiero por ejemplo, a grupos como los denominados “mapuche” siendo que no son todos, incluso hay muchos “huincas” entre ellos y cuya principal egoísta exigencia es que se les devuelvan sus tierras ancestrales, por supuesto, a través de la violencia; los “sin casa” o “deudores habitacionales” que en el fondo es casi lo mismo, (vaticino que este grupo crecerá enormemente si alguna vez les ceden las tierras al grupo anterior) ellos exigen y presionan por tener vivienda gratis cuando para la mayoría de nosotros, una casa es un sueño que sólo se verá cumplido gracias al esfuerzo, trabajo, ahorro y una deuda casi de por vida; los “estudiantes o pingüinos” que exigen educación gratis y a quienes les encuentro toda la razón, pero no valiéndose de herir a otras personas, ni de destrozar el patrimonio público, privado y no asistir inconsecuentemente a clases en protesta; otros son los, no se como llamarlos, pero son esos que exigen el poder para el pueblo y la lucha armada, o sea, muerte y miseria de sus prójimos que no están de acuerdo con ellos, siendo que la solución es tan fácil, como vender sus armas y otras posesiones, y con el dinero adquieran tierras o una isla en algún lugar del mundo y vivan allí, ahora sí pacíficamente, pues el poder será de todos.

A escala individual, es para mi también un antisocial negativo, aquel que fuma, bebe o se droga en presencia de otros; el que bota basura en lugares públicos; el que escucha música a alto volumen perturbando a otros; el grafitero que no es otro, sino el picante que raya con pintura, plumón, lápiz, clavo o lo que sea, aquello que está a la vista de los demás y más encima el muy cara dura dice que es arte (lo comparo con la música estridente pero a un nivel visual); el que expone su ebriedad; el que estaciona su vehículo en cualquier parte y de cualquier forma; hasta la distinguida dama que lleva a su perro-accesorio de moda al restaurante, mall o aeropuerto sin importarle si molesta o puede morder a otras personas. Hay tantos otros que se me quedarán en el tintero.

Es curioso también como la sociedad insiste en explicar el comportamiento antisocial, asociándolo con la familia. Esto es esperable, debido a que todo estudio exige una conclusión lo más precisa posible, aunque sea imposible por la naturaleza imprecisa y misteriosa de la humanidad. Quien no habrá escuchado alguna vez que, un matrimonio de delincuentes, engendrará hijos e hijas delincuentes. Lo mismo aplica para los drogadictos, alcohólicos, etcétera; y con esto exculpan en gran medida al propio individuo que, en la realidad y en su libre albedrío, opta por llevar una vida de una determinada manera y punto. En conversaciones que he tenido con delincuentes, buscando entender sus motivos y tratando inútilmente de utilizar la razón para que depongan su actitud, me he encontrado con las mismas respuestas, y debo reconocer que a veces parten mintiendo, llorando sus calamidades y desventuras; pero, finalmente reconocen que no trabajarían por la miseria de sueldo mínimo y que prefieren seguir así como están.

Dicen que una familia pobre, tendrá muchas más probabilidades de que sus hijos e hijas se transformen en adultos igualmente pobres. Hay muchos casos en que se ha demostrado que ésto no es así. Personas que han salido de su pobreza por su propio esfuerzo e ingenio. No es fácil, pero es un legado para futuras generaciones que ya no tendrán que esforzarse tanto en conseguir sus ideales, si es que los tienen. Cuidado, pues también en mi vida he visto como esto degenera, porque está lejos de ser una norma, ya que si así lo plantease, estaría cayendo en el mismo error anterior, por lo que aclaro que, no he dicho que una familia rica engendrará hijos e hijas con un futuro de riqueza. Hay muchos casos en que estos individuos, con vidas heredadas sin problemas económicos, optan por un pasar de relajo, amparados en la riqueza de sus padres, donde el exceso es el pan de cada día. Drogas, fiestas, alcohol, son su lema, convirtiéndose en lastres para su familia. Jamás hay que dormirse en los laureles. Insisto en que creo firmemente que la decisión la toma el individuo y no el ambiente que lo rodea, y lo voy a exponer en la siguiente metáfora:  Si uno al acercarse a una estufa, siente que se quema, se retirará rápidamente. La misma respuesta debiera tener el ser cuyo entorno lo está dañando. Se entiende que el ser humano es dependiente, pero esto no quita seriedad a mi consejo, pues tal vez, no se pueda retirar de su ambiente en ese instante, pero siempre se estará a la espera e intentando además generar el momento adecuado para hacerlo.

La violencia es una lacra que debiera erradicarse. Es un hecho que mientras menos cultura tiene el ser, más violento reacciona. Aquel que no puede apreciar la música clásica, un mantra, un libro entretenido, una obra de teatro culta, tampoco tendrá la sensibilidad para ver una situación que podría generar violencia y rehuirla, controlando sus impulsos más primitivos.

El vídeo de más arriba, muestra un pleito entre monos chimpacés dentro de un zoológico. Tampoco estoy de acuerdo que saquen a un animal de su entorno y lo encierren para deleite de los otros monos que pagan entrada, pero eso es materia para otro libro.

Note el uso del elemento contundente para amedrentar, sin lograrlo, a su prójimo.

Ahora, haga una comparación con el siguiente vídeo y saque sus propias conclusiones.

En lo personal, la mayor diferencia que veo es que unos tienen más pelos que otros.

Recuerdo una vez en un aeropuerto, haber conversado con un grupo de jóvenes “flaites” que esperaban la llegada de un grupo musical. Ellos corrían de un lado para otro, saltando, gritando y golpeándose las cabezas. De inmediato me vino a la mente, la imagen de monos efectuando los mismos ritos, vistos en el canal de televisión por cable Animal Planet o National Geographic y me dije que en realidad no hemos progresado mucho y como el señor Darwin debe estar revolcándose en su tumba. Les mencioné en la conversación, sobre el comportamiento de los chimpacés en los zoológicos cuando les tiran comida. Sólo uno de ellos demoró aproximadamente unos 10 segundos en caer en cuenta que los estaba comparando y luego de lanzarme algunos improperios, les dijo a sus otros compañeros que aun no reaccionaban, que se fueran para otro lado porque los habían llamado “monos”, mientras yo los miraba con cara de sorpresa para que no me llegara algún golpe de garrote de parte de esos trogloditas.

La solución. La ingeniería de modificación de los genes humanos, pero mientras se debaten en la polémica, creo en la disciplina bien aplicada por quienes tienen contacto temprano con el resto de la humanidad. Desde pequeños, inculcar valores. Todas esas horas de relleno que tienen hoy en día los colegios, aprovecharlas para motivar al ser desde que es muy niño; a cuidar la naturaleza, a hablar y expresarse correctamente, a respetar a los demás, a sus mayores, a tener sueños, aspiraciones  y hablar de ellos, no dejar nunca de lado sus ideales. Del mismo modo, unas clases de manejo de las finanzas personales, con juegos tipo Monopoly donde todo el curso participe tampoco vendrían mal y los prepararía para el futuro, puesto que hoy en día no hay conciencia de ahorro, pocos saben usar una tarjeta de crédito sin endeudarse más allá de su capacidad de pago. Estoy seguro que algunos pesimistas dirán, “claro y luego de clases vuelven a la miseria que hay en sus casas”, no lo niego, así será en algunos casos, pero eso no querrá decir que ese niño no va salir algún día de ese ambiente teniendo en su poder, en su memoria y en su alma, la profunda convicción de que él puede crear su propia oportunidad de un cambio positivo.

Aun no existe una asignatura llamada “Los Valores y el Respeto” en nuestras aulas, siendo que en realidad es muy necesaria.

Atentamente y con mucho cariño,

Eduardo Suárez

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. uxio - ganar dinero rapido online
    Jun 15, 2014 @ 16:34:59

    Buen post, como siempre es un placer leerte, gracias.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Noticias El Mercurio Chile

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: