Un mundo sin Estados Unidos

Disclaimer: I have good friends in many cities within United States, really love them, very good people. My intention is not to offend them neither the people of United States. Good and evil is everywhere, there is not such thing as an entire evil country, or religion, or color, etcetera. If you think that way, that is an absurd discrimination and I am against it. This is my personal response to an offensive and discriminative post found on the internet, written by one not so diplomatic person, undestanding that what I read on that post is not what most of the people of United States think about people of other countries. To defend my point of view I used some history facts. My criticism is against a system. Even the guy who wrote the offensive letter is in his right to think and write whatever, because freedom of expression and I respect his own and particular point of view.

When books of history talk about war, they use the name of the country in reference of a particular party, not the name of a particular president of that country, in the same way, names of countries are used in an international soccer match. I used the same notation here.

Gringo” is an expresion used in some spanish countries to call any non spanish speaker foreigner in a colloquial way. It is not an offensive word at all in most of cases, and it was used in a friendly way here in this post, regardless the story of the mexican “Green go home”.

Beware of automatic translation, because sometimes the real meaning of a text could be twisted.


 

Googleando acerca de qué pasaría si no existiera Estados Unidos o por lo menos que diferencia habría si este país fuera menos bélico e intervencionista, me encontré con un artículo escrito por un narciso estadounidense de la Fundación Heritage, asegurando que sin el gigante, nosotros los enanos sufriríamos bajo el yugo opresor de algún desalmado compatriota que nos gobernaría en dictadura, sumidos en la más profunda pobreza y belicosidad, o bien, ya habríamos perecido desintegrados por las bombas nucleares de alguna potencia comunista. Así es que dejemos de lloriquear, cosa que sólo hacemos, según Heritage, quienes no somos estadounidenses y veamos que ha hecho el bueno del Tío Sam por todos nosotros sudacas, fanáticos terroristas y otros demonios que poblamos esta tierra alrededor del santo superhéroe Estados Unidos.Bomba Atomica

Dice la cita de Heritage: “Sin Estados Unidos como Globo-cop, rivales como India y Pakistán bien podrían encontrar razones para soltar los perros de la guerra en el sur de Asia, llegando sin lugar a duda al primer intercambio nuclear en la historia. Imagínese qué fuegos artificiales…”.

Veamos… El único país del mundo que se a atrevido a soltar bombas atómicas sobre civiles inocentes, asesinando con una frialdad que hiela los huesos a cientos de miles de bebes, niños, mujeres, ancianos y familias completas ha sido… ¡ups! ¡ESTADOS UNIDOS!!! Pero siempre hemos sabido que ellos son los héroes por todas las películas que hemos visto y que han sido producidas por… ¡ups! ESTADOS UNIDOS.

Dice: “En Afganistán, Al Qaeda todavía sería huésped de honor”.

Al Qaeda, Osama Bin Laden, la CIA, entrenamiento paramilitar, financiamiento y entrega de armas a grupos terroristas, pretextos de Estados Unidos para invadir países productores duncle same petróleo, todo eso se me viene a la mente ahora. No tengo más verdades oficiales que las que vienen de… ¡ups! ESTADOS UNIDOS a través de CNN, FOX NEWS, en fin. De pequeño me enseñaron que para formarse una idea hay que saber la parte y la contraparte. Ver los dos lados de la moneda.

Dice: “Habría armas de destrucción masiva por todas partes”.

¿Qué país vive de su producción armamentista y de las guerras?. ¿Qué país ha avanzado más que ningún otro en la fabricación e invención de nuevas armas cada vez más mortales y más sigilosas?. Otra vez, ¡ups!

Dice: “Estados Unidos es el motor económico del mundo. No sólo tenemos la economía más grande del mundo, también gastamos el 40% del presupuesto mundial”.

Claro, nunca vi mayor despilfarro que en Estados Unidos. La producción masiva de porquerías y su temprana eliminación como deshecho. Como anécdota, salvé de ir a la basura a dos máquinas de afeitar eléctricas en perfecto estado que tenía un amigo gringo (“gringo” es una vocablo usado en muchos países de habla hispana para referirse a un extranjero que habla otro idioma distinto al español en tono coloquial) porque no afeitaban, claro, había que limpiarlas. (Lectura recomendada: “Uselo y Tírelo” de Eduardo Galeano)

La industria del plástico creada e impulsada por Estados Unidos y que ha convertido en un inmenso basurero nuestro planeta y peor aún, basura tecnológica que envían a países del “tercer mundo” ya convertidos en el vertedero del gigante del norte. Motor económico, puede ser, pero, ¿a qué precio? No necesitamos sus basuras. Recuerdo mi infancia, producíamos nuestro propio trigo, lo molíamos, se fabricaba pan, el mismo se vendía en pequeñas tiendas a las que ibas a comprarlo con tu bolsa de género y te lo vendían por docenas. La contaminación era menor, no necesitábamos siquiera pesar el pan. Prácticamente todo se vendía a granel, para el aceite y la leche tu llevabas tu botella, para las especias tu llevabas un frasco de vidrio. A veces veías un papel en el suelo y eso se consideraba basura. httpsicrono.com_Teníamos nuestra industria de tejidos, incluso hasta nuestros pueblos originarios eran capaces de fabricar sus vestimentas. Pero lentamente nos han lavado el cerebro introduciendo su cultura desechable de Coca Cola y McDonalds. Casi cada familia tenía su huerto y cuando sobraba algo, se le llevaba de regalo al vecino más querido, de paso, ayudando a la economía hogareña. Hoy si algo sobra, está gastado o pasado de moda, se bota, según lo hemos copiado de la cultura del “use it and throw it” estadounidense. También antes los más pobres recibían agradecidos tus sobras.

Dice: “Bueno, ¿y qué recibe el Tío Sam a cambio? Principalmente penas, especialmente de parte de todos esos aprovechados desagradecidos que se benefician enormemente de los ‘bienes públicos’ mundiales que nosotros donamos desinteresadamente con nuestro tiempo, esfuerzo y dinero. ¡Qué fácilmente, pero qué convenientemente, se les olvida!… a menos que necesiten ayuda, claro está. “.

Ahora entiendo por qué el gobierno ha rechazado la ayuda proveniente de Estados Unidos.

Los gringos deben llamar “penas” a nuestros commodities, cobre, silicio, madera, mano de obra barata… si es así, claro, en realidad reciben muchas “penas”.

Dice: “Pero los americanos nunca deben olvidar, especialmente ahora, que a pesar de todos los insultos (en su carta Heritage nos llamó llorones), abucheos y celos mezquinos, somos la envidia del mundo. Y con todo merecimiento.”

Yo nací en un país de América, pero según el sistema, no soy americano, me quieren robar hasta ese derecho. No siento celos, no los envidio, no me gustaría estar en sus zapatos temerosos del terrorismo que han provocado con sus odiosidades y discriminaciones absurdas hacia el resto de la humanidad, o tal vez son como dicen otros, terrorismo auto-creado, auto-atentados, ¿quién sabe?. En su historia los han habido, tal vez uno de los primeros auto-atentados de bandera falsa fue la explosión del USS.Maine en Cuba el año 1898 y que fue el pretexto que usó Estados Unidos para desatar su guerra contra España. Pueden haber refinado la técnica, es una posibilidad pues quien lo hace una vez con éxito, lo volverá a hacer y peor. El propio pueblo estadounidense también está sufriendo el alza indiscriminada en impuestos y planes de salud, la disminución de los días de vacaciones y de los días en que pueden faltar por enfermedades a sus trabajos también. Es bastante inhumano si lo piensan. Ellos igual son víctimas de manipulación, esclavos de un sistema que está beneficiando a un grupo. Incluso consideraría terrorismo contra su propia gente, el empeño en darles de comer comida chatarra barata que los ha llevado a una pandemia de obesidad y que la están transfiriendo a nuestros países, en donde los niños cada vez con mayor frecuencia, piden una hamburguesa con papas fritas y coca cola en vez de nuestra tradicionalmente saludable comida llena de vegetales y frutas. Si le das de comer nuestra comida a un gringo, lo más probable es que si es honesto, la encuentre desabrida y sin imaginación, pues seguramente han quemado sus papilas gustativas que ya no reconocen otro sabor que no sea el “hot spicey” y el glutamato monosódico. Si no me creen, busquen la opinión del chef Bourdain.obesidad infantil
Antes de la masificación de la TV y los programas gringos llenos de violencia, nuestra gente era amable entre si, existía el respeto, nos saludábamos al pasar. Habían delincuentes si, pero tenían códigos de honor lo que los hacía menos demoníacos.

Pienso que para tener una economía sana y así no depender de Estados Unidos, debemos esforzarnos en ser autosuficientes. Tenemos la capacidad de producir todo lo esencial, ladrillos y cemento para la construcción de caminos y edificios, maderas de primera calidad para nuestras casas y muebles, comida abundante, toda clase de frutas y verduras, ganado (tampoco necesitamos tanto de la carne), aves, huevos, pescados y mariscos, riquísimos quesos. Nuestro territorio es abundante en minerales y metales para proveernos de utensilios, loza y vidrio (recuerdo Fanaloza), telas (recuerdo a Bellavista Oveja Tomé), zapatos de cuero de verdad (cómprenselos a los artesanos), agua potable (no necesitamos a Nestlé, tampoco comprar agua mineral de 3 lucas como dice la canción “Soy electrónico”), harina para hacer pan y pastas, remolacha para el azúcar, abejas para la miel y cera, malta de cebada rica en vitamina B que sin fermentar sería una rica y nutritiva bebida hasta para los más pequeños. Lo principal lo tenemos y de sobra.

No sé, a veces pienso que la mejor respuesta a la carta de la Fundación Heritage es: “Tio Sam: Vive y deja vivir”.

¨God of peace, bring your peace to our violent world: peace in the hearts of all men and women and peace among the nations of the Earth.”


La carta completa y traducida puedes encontrarla en: http://www.libertaddigital.com/opinion/fundacion-heritage/un-mundo-sin-estados-unidos-32354/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Noticias El Mercurio Chile

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: