Transporte Privado Remunerado de Pasajeros en Chile. Normativa 1a. parte

En vista que hay un desorden y un desconocimiento acerca de la normativa que rige el transporte privado privado remunerado de pasajeros en las municipalidades e incluso en el propio Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, me permito recopilar aquí las normativas, algunas de las cuales han empezado sospechosamente a desaparecer de internet, o bien, se cobra una suma de dinero para acceder.

Cualquier cooperación sobre este tema, será bienvenido.

Hay que hacer notar que las principales normas que rigen el transporte privado remunerado de personas son:

-Ley Nro.18.290 o D.F.L.1 Ley de Tránsito

-Decreto 80 del Ministerio de Transportes

Sin embargo, como las leyes no deben contraponerse entre si y dado que surgen dudas al leer estos textos legales, existen pronunciamientos en forma de Dictámenes de la Contraloría General de la República.

Transcribo el presente Dictamen de la Contraloría General de la República Nro. 51472 del año 2010, relativo a la procedencia de conducir un vehículo para efectuar transporte privado remunerado de personas con licencia clase B, en el cual se deja claro que podrán conducirse siempre y cuando cumplan con otros requisitos que exige la Ley, como contar con 10 asientos en total o menos y que el peso bruto vehicular sea menor o igual a 3500 kilos.

Por tanto, no procede que una Municipalidad exija que se cambie la Revisión Técnica de un vehículo de las características anteriores, a una clase A, para poder otorgar un permiso de circulación.

Tampoco procederá que Carabineros o Inspectores Fiscales exijan la Licencia de Conductor clase A, a una persona que conduzca un vehículo de las características indicadas.

Contraloría General de la República
División de Coordinación e Información Jurídica
Dictamen 051472N10
Estado Nuevo SI Carácter NNN
NumDict 51472 Fecha emisión 02-09-2010
Orígenes DIR
 
Referencias
 
Decretos y/o Resoluciones
 
Abogados
MCA GLU
 
Destinatarios
Subsecretaria de Transportes
 
Texto
Sobre licencia para conducir de conductores que efectúen transporte privado remunerado de pasajeros que indica.
 
Acción
 
Fuentes Legales
ley 18290 art/12, dto 80/2004 mintt art/16 inc/2
dto 80/2004 mintt art/21, ley 19495, ley 19710, ley 20068
 
Descriptores
licencia de conducir, transporte privado de pasajeros
Texto completo

N° 51.472 Fecha: 02-IX-2010

Se ha dirigido a esta Contraloría General la Subsecretaría de Transportes, solicitando un pronunciamiento que determine la clase de licencia para conducir que debieran portar los conductores de automóviles station wagon y de vehículos que cuenten con tracción en las cuatro ruedas, que efectúen transporte privado de pasajeros, luego de que el decreto N° 114, de 2005 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, los incluyera dentro del artículo 16 del decreto N° 80, de 2004, de la misma Cartera, que reglamenta el transporte privado remunerado de pasajeros.

Sobre el particular, esta Entidad de Control cumple con manifestar que el artículo 12 de la ley N° 18.290, Ley de Tránsito, al regular las licencias de conducir, dispone que la clase A profesional, es la que habilita para conducir vehículos de transporte de pasajeros, vehículos de carga, ambulancias y carrobombas. En relación con el transporte de personas, distingue las licencias clase A-1, para conducir taxis; clase A-2 para conducir indistintamente taxis, ambulancias o vehículos motorizados de transporte público o privado de personas con capacidad de diez a diecisiete asientos, excluido el conductor; y licencia clase A-3, para conducir indistintamente taxis, vehículos de transporte remunerado de escolares, ambulancias o vehículos motorizados de transporte público y privado de personas sin limitación de capacidad de asientos.

La misma disposición agrega que la licencia no profesional clase B, es para conducir, entre otros, vehículos motorizados de tres o más ruedas para el transporte particular de personas, con capacidad hasta de nueve asientos, excluido el del conductor.

Como puede advertirse, la legislación ha estimado que la prestación de servicios de transporte con vehículos de ciertas características requiere de una licencia profesional, la que se otorga a quienes cumplen los requisitos que la normativa más adelante establece, y que se refieren, en general, a la aprobación de cursos teóricos y prácticos que impartan las escuelas de conductores profesionales debidamente reconocidas por el Estado, antigüedad en posesión de licencias de conducir de clases B, A-1, A-2, A-3 o A-4, y tener a lo menos 20 años, edad mínima que es mayor a la requerida para obtener una licencia de conducir no profesional.

A su turno, el inciso segundo del artículo 16 del decreto N° 80, de 2004, ya referido, establece -en lo que concierne a la consulta- que el transporte privado remunerado de pasajeros podrá prestarse con vehículos station wagon que cumplan, entre otras condiciones, con tener un mínimo de 6 asientos, y con vehículos que cuenten con tracción en las cuatro ruedas, a los que dicha exigencia no les resulta aplicable.

Luego, en su artículo 21, indica que “Los conductores de vehículos destinados al transporte privado remunerado de pasajeros, deberán poseer licencia de conducir clase A-2 o clase A-3, según corresponda, según lo exigido en el artículo 12 de la ley N° 18.290. Aquellos conductores que hayan obtenido su licencia antes del 8 de marzo de 1997 podrán tener licencia clase A1”.

Ahora bien, de las normas transcritas se advierte que el transporte privado remunerado de pasajeros puede prestarse, también, con vehículos que posean menos de diez asientos, excluido el del conductor, por lo que corresponde referirse al tipo de licencia que se precisa para conducirlos.

Al respecto, cabe anotar que el artículo 12 de la Ley de Tránsito ha sido objeto de diversas modificaciones, entre las que deben mencionarse aquéllas incorporadas por las leyes N°s.19.495, 19.710 y 20.068, relativas, en lo que atañe a este pronunciamiento, a profesionalizar la prestación de servicios de transporte en los términos que indican.

Es así que, en lo que interesa, la legislación exigió para la conducción de vehículos de transporte privado de pasajeros de diez o más asientos, excluido el del conductor, licencia profesional clase A-2 y A-3, según corresponda, en tanto que para la conducción de vehículos para el transporte particular de personas, con capacidad de hasta nueve asientos, también excluido el del conductor, exige la licencia no profesional clase B.

De este modo, y atendido el principio de jerarquía normativa, debe señalarse en esta parte que no resulta jurídicamente admisible que se extienda reglamentariamente la exigencia de licencia profesional a otras situaciones no previstas por el legislador.

En consecuencia, el artículo 21 del decreto N° 80, de 2004, antes citado, y que exige que los conductores de vehículos que presten servicios remunerados de transporte privado de pasajeros, deben poseer licencia clase A-2 o A-3, no puede sino entenderse referido sólo a aquéllos casos en que la ley N° 18.290 las requiere, tal como por lo demás aparece de la remisión que aquél contiene al artículo 12 de este texto legal.

Establecido lo anterior, es menester determinar si para conducir vehículos de hasta 9 asientos -excluido el del conductor- con los que se preste ese servicio de transporte, como acontece respecto de los station wagon o vehículos que cuenten con tracción en las cuatro ruedas, por los que se consulta, se requiere la licencia profesional o si sería suficiente la de clase B.

Sobre la materia, resulta útil tener presente que durante la tramitación de la ley N° 19.495 se señala -por ejemplo en el Informe de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, en Sesión 16a de la Cámara de Diputados, martes 3 de mayo de 1994-, que la modificación que se pretende “no altera mayormente el tipo de vehículos que se puede conducir con cada una de las licencias, pero sí (…) se pretende con esta nueva clasificación establecer condiciones y requisitos diferentes a los actuales para obtener una licencia, los que son más estrictos y precisos, todo encaminado a obtener una profesionalización de la actividad de conductor, en especial de los vehículos que por su naturaleza, tienen mayor riesgo en las carreteras o transportan personas”.

Luego, en la Sesión 17a, de la misma fecha, el diputado señor Víctor Pérez manifiesta en relación con la exigencia de cursos para obtener licencia de conducir profesional, entre otras ideas, que ésta no se requiere para conducir cualquier clase de vehículo “sino de algunos particularísimos, que comúnmente se ven en las carreteras. Muchas veces se corren riesgos al cruzarse con ellos, y uno espera que quien los maneja tenga el mayor grado de requisitos cumplidos, porque de ese modo puede hacerlo en forma más segura”.

De los extractos citados, se advierte que dentro de las ideas del proyecto está la profesionalización de la conducción de vehículos con los que se prestan los servicios de transporte de pasajeros y de carga, y que la exigencia de una licencia profesional considera también las características técnicas de los vehículos de que se trata.

Corrobora lo anterior, que en la Sesión del Senado 19a, de 22 de noviembre de 1994, se dejó constancia -en el informe de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones- que para exigir licencia profesional clase A-1, se sugería aumentar de siete a nueve asientos la capacidad de los vehículos motorizados de transporte particular de personas, aumento que también se proponía respecto de la licencia no profesional clase B, para salvaguardar el derecho de los automovilistas particulares para conducir vehículos clase B y así poder conducir una “van” sin necesidad de obtener licencia clase A-1. Luego, en relación con el texto del artículo 12 propuesto, señala que se definen rangos de asientos, “Cada una de las clases genera requisitos distintos y una mayor exigencia mientras mayor sea el vehículo. Los de menos de 10 asientos requieren licencia no profesional clase B”.

A su turno, el informe de la Comisión Mixta, de fecha 8 de julio de 1996, recordó que “la Licencia Profesional Clase A-2, ya aprobada, habilita para conducir indistintamente taxis, ambulancias o vehículos motorizados de transporte público y privado de personas con capacidad de diez a diecisiete asientos y que, en consecuencia, el límite inferior, al cual debe autorizar la Clase B es de hasta nueve asientos”, y en la Sesión 21a de 31 de julio de 1996, de la Cámara de Diputados, se dejó constancia que “En cuanto a la licencia no profesional Clase B, la discrepancia radicaba en el número de asientos máximos en esta clase de vehículos. La Comisión Mixta aprobó la proposición del Senado, es decir, hasta nueve asientos, lo cual es concordante con la licencia profesional Clase A-2, aprobada anteriormente”.

Por su parte, en el Informe de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, de la Cámara de Diputados, de 8 de agosto de 2005, durante el tercer trámite constitucional de la que sería la ley N° 20.068, se explica que la expresión “excluido el del conductor” que se agrega en la licencia no profesional clase B, busca conciliar esta norma con lo establecido en el artículo 12 que trata las licencias A-2 y que faculta a sus titulares a conducir taxis, ambulancias o vehículos motorizados de transporte público y privado de personas con capacidad de diez a diecisiete asientos, excluido el conductor. “Sin esa modificación surgen dudas en cuanto a la posibilidad que el conductor de clase B pueda o no conducir vehículos de nueve o diez pasajeros dependiendo de si se les incorpora o se les excluye de dicha cantidad, situación que queda resuelta con la modificación introducida. La licencia no profesional clase B, habilita para conducir vehículos hasta con nueve asientos o de carga hasta 3.500 kilos”.

De esta forma, y como puede apreciarse, tanto del texto de la ley como de la historia fidedigna de su establecimiento, aparece que la licencia no profesional clase B habilita a su titular para conducir vehículos de hasta nueve asientos, excluido el del conductor, para el transporte particular de personas, sin que, a tal fin, la misma ley establezca limitantes respecto de si ese transporte es o no remunerado, con las solas salvedades que la propia ley previene, y que no tienen aplicación en los casos por los que se consulta.

En tales condiciones, y no resultando procedente extender las restricciones legales a situaciones distintas de las previstas en la ley, esta Contraloría General debe concluir que para prestar servicios de transporte remunerado privado de pasajeros conduciendo station wagon y vehículos que cuenten con tracción en las cuatro ruedas, en la medida que tengan hasta 9 asientos, excluido el del conductor, resulta suficiente ser titular de una licencia no profesional clase B.

Ramiro Mendoza Zúñiga
Contralor General de la República


Glosario
Dictamen Código que identifica al documento jurídico. Nuevo Indica si el documento es nuevo o no.
Estado Indica el estados del dictamen:
Guión (si no ha habido pronunciamiento posterior)
Reactivado (si ha sido aplicado o confirmado)
Alterado (si ha sido aclarado, complementado, reconsiderado o reconsiderado parcialmente)
NumDict Indica el número con que se identifica el dictamen.
Caracter Contiene el carácter de la disposición legal o reglamentaria (NNN: sin connotación especial, BIS: de igual numeración, RES: reservado) Fecha emisión Indica la fecha de emisión del dictamen.
Origen Corresponde a la sigla de la o las Divisiones de la Contraloria emisora del dictamen. Abogados Indica las iniciales del abogado informante.
Destinatarios Nombre de la persona o autoridad a la que se dirige el documento. Texto Contiene un extracto del dictamen.
Fuentes legales Contiene las disposiciones legales y reglamentarias asociadas con el dictamen. Descriptores Términos relevantes y siglas de organismos pertinentes.
Acción Indica todas las acciones que el dictamen ejerce sobre otros anteriores. Texto completo Contiene el texto completo del dictamen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Noticias El Mercurio Chile

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: